BPM ha hecho posible la realización de cambios importantes en años recientes en muchas organizaciones, estos cambios han generado y facilitado mayores eficiencias, reducciones en costos y otras ventajas tácticas, sin embargo desde un punto de vista más estratégico ha promovido agilidad y flexibilidad en la adaptación de las organizaciones al ambiente externo y a cambios en estrategias y políticas internas, y aún más importante, dirigiendo las organizaciones hacia iniciativas efectivas de innovación. Esto se puede observar en los modelos de madurez de gerencia de procesos, donde en las fases iniciales las organizaciones apenas reconocen la existencia de procesos, hasta el punto en las fases más avanzadas donde las organizaciones se pueden entender a sí mismas desde una perspectiva de procesos, medir su desempeño en términos de desempeño de procesos (adicionalmente a las métricas tradicionales), y especialmente actuar en forma correspondiente a este contexto.

BPM en algunos casos ha sido entendido solamente como una ola tecnológica para el mejoramiento de procesos en organizaciones, sin embargo hoy en día es aceptado que BPM es una disciplina gerencial, la cual es soportada por una tecnología facilitadora.

Las principales áreas de conocimiento de BPM y una breve descripción de las mismas se presentan a continuación:

Modelamiento: su propósito es crear representaciones de los procesos de negocio; Análisis: provee un entendimiento de las actividades de los procesos midiendo sus resultados en el logro de los objetivos de la organización; Diseño: es la definición formal de los objetivos, entregables y organización de las actividades y reglas para producir un producto o servicio; Gerencia del desempeño de procesos: conjunto de actividades que se desarrollan con el objeto de identificar problemas en el desempeño de los procesos para efectos de gestionar sus respectivas soluciones, esta identificación constituye la base para el mejoramiento continuo; Transformación de procesos: es el replanteamiento fundamental de los procesos donde la innovación y aplicación creativa de nuevos enfoques, técnicas, tecnologías y otros aspectos son usados; la Organización por procesos: es el área en la cual se genera un entendimiento de consideraciones organizacionales alrededor de una organización que es estructurada, organizada, gerenciada y medida en base a sus procesos primarios; ‘Enterprise process management’: serie de actividades de alto nivel que orientan la iniciativa BPM y la alinean con la estrategia BPM de la organización; Tecnologías BPM: grupo de herramientas TI de soporte que facilitan y apalancan el esfuerzo BPM.

El entendimiento de estas áreas principales y la forma en que estas pueden ser aprovechadas en una forma holística y sistémica, es muy importante con el fin de orquestar y articular las actividades que ayudarán a la organización a lograr sus objetivos en una forma más coherente y exhaustiva. Si BPM es adoptado en la organización, para efectos de ser exitosa esta adopción, un liderazgo y patrocinio efectivo es extremadamente importante para guiar y superar las barreras y problemas que se puedan presentar, adicionalmente a todas las actividades gerenciales requeridas. Finalmente y en relación a la Transformación Digital de las organizaciones, BPM puede constituir un elemento clave en las estrategias relacionadas:

Hoy en día en este contexto de transformación se presentan vertientes conceptuales que incluyen la Transformación de Procesos Operacionales a través de factores incluyendo la digitalización de los mismos, como una de las principales áreas por medio de las cuales se puede gestionar la Transformación Digital en las organizaciones (Westerman, Bonnet, McAfee). En este enfoque conceptual se aprecia cómo la automatización de procesos puede ayudar a las organizaciones a: enfocar a su gente en tareas más estratégicas así como en innovación y creatividad; ayudar a la generación de corrientes de datos que pueden ser útiles en esfuerzos posteriores; mejorar la calidad de productos; optimizar el desempeño y eficiencia de los procesos; contribuir a una mejor experiencia del cliente, entre muchos otros. De esta forma se puede apreciar una perspectiva de la articulación entre BPM y Transformación Digital, y su complementación como elementos coherentes en la estrategia de las organizaciones.

 

Enrique Saravia

presidencia@abpmp-colombia.org

Octubre 2018