Cada día existe mayor presión por mostrar resultados en la administración pública, haciendo uso de recursos que no siempre son suficientes para alcanzar las metas trazadas. De igual manera, la rendición de cuentas basada en resultados y soportada en indicadores de gestión, muestran la importancia de los procesos de planeación y de su correcto seguimiento.

 Por todo lo anterior, el proceso de planeación cuyo ciclo está basado en el planear, ejecutar, verificar y actuar, toma máxima relevancia y el soporte de la tecnología de la información y específicamente del software, facilita que dicho proceso sea lo más efectivo repercutiendo de manera positiva en los resultados de una sociedad.